lunes, 17 de mayo de 2010

Ligeramente diferente...



Me encanta el MGB. Era considerado el Aston Martin del pobre, y así me veo yo. Con un martini... pero no de casino, sino de grifo y con gaseosa!

Entre las cosas que más me gustan de los coches británicos, son detales como este que se puede leer en el manual de instrucciones; delicioso:

Note: Every MGB body is slightly different
and trimming will be necessary to fit the
parts to the car.


+ Info: en la biblia Austin Rover Online

BONUS VIDEO: ¿A que te ves ahí rodando por suaves carreteras, eh?

5 comentarios:

Begoña dijo...

Joder, me gusta hasta a mí!!!!!!Si me quieres regalar algo por la boda, lo veo bien, incluso de color. Por cierto, para que me ajuste el trimming al body, diles que calzo un 36 y que mido 1,53cm, ok?

R/T dijo...

Así lo haré jajaajajaja.

Estoy pensando en vender toda la chatarra que me rodea, dejar de fumar, juntar algo de dinerillo y hacerme con uno.

De ser así, no dudes que te lo prestaré para un bonito fin de semana con tu chorrrbo ;-)

Anónimo dijo...

Genial definición de tu persona, Galilea! Te apoyo en la búsqueda (en todo menos en aporte económico, que yo ni Martini con sifón...). Er Coque.

Anónimo dijo...

Pero será posible que el V8, que era de Rover, como me comentaste, con sus ocho cilindracos y tropemil cc... rinda 137 CV de mielda? Me he quedado frito al leerlo. Al parecer le bajaron la potencia desde los 180 CV originales y se considera el V8 más ligero de la época, pero aún así... me siento estafado.
Coque.

R/T dijo...

coooque; es una cuestión de par... y de rigidez torsional. Tú te imaginas esa lata hecha a mano en Abingdon por mecánicos prejubilados con doscientos caballos??