lunes, 3 de marzo de 2008

El Smart de cuatro plazas

Por fin alguien escucha nuestras plegarias! Nos encanta el Smart porque ocupa poco, resulta suficiente en el tráfico urbano y resulta increíblemente seguro para su tamaño. Además pesa poco, y eso le permite consumir como un mechero y ser una buena solución al petado tráfico urbano que por ejemplo, me ha dejado tirado aquí en Barajas a la espera de otro avión, desde donde escribo esta post.

La creación es de Toyota y se llama IQ. Responde al acrónimo del 'cociente intelectual' y la semana pasada en una comida con la gente de la marca, me contaban que va a ser una maravilla. Dos plazas amplias, más una y algo de espacio e incluso 2+2. Perfectas para acabar con el máximo problema del Smart: el no ofrecer un espacio para una sillita infantil como manda la new-modern-compact-family-style. (papá, mamá, niño y maxi hipoteca)

3 comentarios:

Codes dijo...

pero es más grande, no?

Anónimo dijo...

¡Gali!
Para que luego digas que no dejamos comentarios.
A mí también me encanta el Smart; pero lo veo insuficiente para lo que vale, que es una pasta...
Te he mandao una cosilla; a ver si por una vez me das tus impresiones...

JM

R/T dijo...

Si, es un poco más grande, pero más pequeño que los coches más pequeños a la venta. No sé, la pena es que no se puede aparcar de canto como el Smart.